Curso sobre Preservación Fílmica en la ESCRBC Madrid

En Abril de 2017 propuse un nuevo curso de Preservación Audiovisual a la Escuela de Restauración de Madrid (ESCRBC Madrid). La convocatoria tuvo este año mucho éxito, los alumnos de la escuela, que tiene prioridad en las plazas, llenaron casi todo el cupo, y las solicitudes de plaza externas se acumulaban en la lista de espera, así que decidimos hacer una segunda edición el mes siguiente. ¡Qué exito!

Es curioso lo diferentes que pueden ser unos cursos de otros, en función del alumnado. Y no me refiero al interés, todos los que asistieron tenían muchas ganas de aprender, sino a la formación. Claro, hay conceptos muy básicos que no necesito explicar profundamente a un alumno de conservación, pero que alguien menos familiarizado con este mundo, le resulta novedoso. Ambos cursos fueron geniales, y yo creo que los disfrutamos todos.

El temario que propuese cubría las siguientes áreas:

  • Historia del cine y su producción.
  • Presentación de los diferentes materiales fílmicos.
  • Problemática y deterioro de los materiales fílmicos.
  • Conservación del material fílmico.
  • Acciones de gestión de colecciones: inventario,descripción, informe de condiciones, control ambiental.
  • Acciones sobre materiales individuales: inspección,empalmes, limpieza.
  • Descripción del proceso de restauración fílmica.

Para que te hagas una idea más exacta esta es la información del curso que se publicó: CURSO_PRESERVACIÓN_FÍLMICA_ESCRBC_ 2017.

Algo que sólo pudimos hacer en el segundo curso fue visitar Ocho y Pico, un lugar increíble de digitalización de películas. Jose Luís nos estuvo enseñando cómo trabaja, e incluso nos digitalizó uno de los ejercicios de clase!! Todo un honor.


 

Qué es el Acceso

El acceso es también una parte del proceso de preservación . De hecho, dar acceso al material audiovisual es el principal objetivo de la preservación. ¿Por qué? El acceso es el medio que se tiene de compartir este contenido con el público. En el caso de las producciones cinematográficas, la proyección y por lo tanto el acceso a la película, es su razón de ser. A parte de la proyección, hay muchas otras formas de dar acceso a una obra: emitir programas de televisión y radio, reconstruir películas, crear productos basados en la colección, digitalizar y proveer de material online, charlas y exposiciones…

La definición que da Ray Edmonson de acceso es la siguiente: el acceso es cualquier forma de uso de la colección de un archivo, servicios, conocimientos, incluyendo la reproducción a tiempo real del sonido y la imagen en movimiento, y referencias a fuentes de información sobre esos contenidos de sonidos e imagen , y las áreas temáticas que representan.

Las formas de acceso pueden ser iniciadas o propiciadas por la institución, como serían las proyecciones, o por el usuario, haciendo una demanda de material.

Y aquí os preguntareis si todo vale. Hoy en día sabemos que hay muchos problemas con los derechos de autor, y que se puede ver o no, bajar o no, etc. La forma de acceso que se de a cada material va a depender mucho de los derechos de autor, y también de la ética y juicio del conservador de la colección.

El conservador deberá dar su visto bueno a la programación de proyecciones, a la de charlas, a los criterios de restauración, etc.

Como ya sabréis, el hecho de que la institución posea una copia de una película, no supone que posea los derechos intelectuales de la misma. La institución podrá decidir sobre el acceso al material físico, pero no sobre el contenido del mismo.

Como habéis visto acabo de diferenciar entre la película física y el contenido. El material audiovisual, como el resto de expresiones visuales, consta de contenido y continente. La película es un artefacto físico que contienen información intelectual. Contenido y continente están intrínsecamente relacionados, no se pueden separar, y el acceso debe permitirse a ambos.

Como ya he mencionado varias veces, una de las políticas básicas de un archivo o filmoteca es la migración de la información a un nuevo formato. Esto supone por lo tanto, la pérdida de esa conexión intrínseca.

Esta conexión es importante a la hora de la lectura del patrimonio, os voy a poner un ejemplo, en el que esta pérdida de conexión, o, lo que es lo mismo, la falta de información sobre esa desconexión, incitan a errores en la lectura del material.

Se cuenta la historia de un académico del cine (no voy a decir el pecador) que escribió un artículo de opinión desarrollando toda una teoría sobre Sergei Eisenstein. En ella afirmaba que Eisenstein incluía mensajes subliminales en su película “El acorazado Potenkim” (1925). La razón por la cual llegó a esta teoría, fue que la copia que vio de la película, ya fuera en video o película, presentaba la información que debía llegar al laboratorio sobre el tintado de las escenas. Esta información se ocluía normalmente mediante fotograbas únicos antes o después de las escenas que se quería tintar.

Si el académico hubiera sabido la procedencia de esta copia, hubiera conocido los métodos de trabajo de la época y del director, no habría caído en el error.

De todo esto se deduce que la descripción o catalogación del material es una de las partes más importantes de la preservación, si un material no está descrito y contiene errores en su catalogación, va a ser imposible su recuperación y acceso.

Los materiales audiovisuales se han venido describiendo, durante mucho tiempo, como lo que “no son” o como “materiales especiales”. Hoy en día ya se está creando vocabulario y estructuras específicas para este tipo de materiales, puesto que intentar recoger la información del material cinematográfico dentro de la estructura creada para los libros dejaba mucha información fuera.

En España en los últimos años, la documentación audiovisual ha experimentado un avance notable, y puesto que no es mi área de conocimiento, además de una breve bibliografía sobre el tema, os remito a una serie de recursos online que explican mucho mejor este área del patrimonio audiovisual.

CineDocNet

El documentalista audiovisual

Papeles de música


Bibliografía:

– Ley de Propiedad Intelectual Española. Ministerio de Cultura “BOE” numero 97, de 22 de abril de 1996. Ref: BOE-A-A1996-8930. Texto consolidado 5 noviembre 2014. (pdf)

– La FIAF ofrece una serie de publicaciones sobre Catalogación y Documentación de documentos audiovisuales, aunque lamentablemente no están disponibles en línea.

Qué es la Restauración

La definición de restauración más global sería la de la intervención en la parte material o visual del objeto, con la intención de reducir o eliminar el deterioro, manteniendo los elementos inherentes al trabajo original y al paso del tiempo.

En la teoría de la restauración clásica, los principios éticos bajo los que se rige son: la autenticidad, la reversibilidad y la transparencia.

Un caso ideal de una restauración de una película sería la de poder comparar todos los materiales existentes de la obra, y unir las piezas en el orden en que los documentos de la producción y la historia de la exhibición nos presentan. En algunos casos se mejoraría la imagen y el sonido, si estuvieran muy dañados por el tiempo.

Aquí entra el concepto de pátina del que muchos habéis oído hablar. La pátina es la huella del tiempo en los materiales. No debe ser eliminada, puesto que es parte de su historia. El problema es diferenciar pátina de deterioro, y  como conseguir que la pátina no entorpezca la percepción de la obra. Para entender esto mejor hay más conceptos que definir:

– Deterioro: los deterioros incluyen evidencias del aso del tiempo, es uso y mala manipulación del material, rayas, roturas, abrasiones, huellas, manchas, encogimiento, pérdida de color…

-Defectos: cualquier imperfección derivada de las limitaciones técnicas durante la producción. En este caso, esto pertenecería al trabajo original.

El trabajo de restauración supone una inversión considerable de tiempo y dinero, por eso cuando una película ha sido restaurada se crea alrededor una gran publicidad, que ayude a recuperar la inversión.

Algunas veces, las filmotecas y archivos fílmicos llevan a cabo una recopilaciónrecuperación materiales audiovisuales de un autor concreto o un tema, que existen en su colección. El proyecto en este caso no es una restauración, si no una digitalización de los materiales que existen en el estado en el que se encuentren (incompletos, dañados, sin banda sonora…) para dar acceso a partes de la colección que de otra forma no se podría. Estas recuperaciones suelen presentarse en forma de DVD, pero vamos a comprobar que muchas veces, el trabajo de limpieza o eliminación de deterioros en la imagen no se ha llevado a cabo, puesto que esto es una de las labores más costosas en la restauración digital.

El trabajo de una restauración llevaría una serie de paso:

  1. Selección de la obra a restaurar, a partir de unas condiciones que la hagan merecedora de la inversión.
  2. Investigación, a nivel internacional, de la historia, producción, etc., de las copias existentes en el mundo, del estado de conservación de cada una de ellas…
  3. Selección del material
  4. Trabajo de laboratorio
  5. Creación de los master finales y elementos de exhibición.
  6. Publicación y difusión.

 


 

 

 

Qué es la Preservación

Igual que en el apartado de Conservación, recomiendo leer el artículo de este mismo blog sobre el uso de estos términos Preservación versus Conservación.


La preservación es un término que se refiere a la protección del objeto físico frente al deterioro. También se llama conservación preventiva. Incluye el control de las condiciones ambientales, las normas de uso del material físico, así como su acceso. Esta parte es sencilla de comprender, y la desarrollaremos más en el apartado de conservación del material fílmico.

La preservación de una archivo o colección requiere la elaboración de una estrategia, puesto que hemos visto que dentro de un mismo archivo podemos encontrar una amplia diversidad de materiales.

Para establecer esta estrategia conviene conocer muy bien la colección. Aunque no se puedan evaluar los materiales pieza a pieza, sería importante saber:

– Qué tipo de materiales podemos encontrar en la colección, sabiendo el tipo de material, podremos hacernos una idea de los soportes y emulsiones que se pueden dar.

– Qué formatos encontramos, tanto para saber la tecnología y herramientas que vamos a necesitar para su manipulación y reproducción, como para evaluar la forma de almacenamiento

– Qué elementos tenemos, a qué generación pertenecen, que importancia tienen

– Y una evaluación general del estado de conservación.

Conociendo estos datos, aunque sea a grandes rasgos, podemos hacer una valoración de las necesidades de preservación que requiere la colección, y el tipo de acceso que van a requerir.

Es importante conocer los estándares ideales de preservación para cada material, aunque no podamos aplicarlos estrictamente en nuestro entorno. Se trata de estándares que se han determinado para prolongar la vida de cada material lo máximo posible, en unas condiciones aceptable.s

Una vez tengamos todos estos datos, hay que sentarse y evaluar la realidad del archivo, Cuál es el presupuesto anual, cuales son los recursos personales, el espacio de que se dispone, etc. Entonces podremos establecer la estrategia más recomendable para nuestra colección.


Qué es la Conservación

Para entender el uso de esta terminología, recomiendo leer el artículo de este mismo blog Preservación versus Conservación. 


Una definición valida de conservación podría ser: el completo de las cosas necesarias para asegurar el acceso permante de un documento audiovisual en su máxima integridad.

En esta definición nos referimos a que en la conservación se engloban  todas las funciones curatoriales de los archivos, es decir:

– la preservación y restauración del material

– la reconstrucción de la versión definitiva

– la copia y procesado del contenido visual y sonoro

– el mantenimiento del material portador de la información en buenas condiciones

– la recreación o emulación de técnicas obsoletas, equipos y ambientación

– la investigación e información que soporte estas actividades

– etc

Ha existido y existe todavía, una confusión entre el concepto de conservación y el de copia o duplicado. Se utilizan muchas veces estos tres conceptos como sinónimos, en el mundo de audiovisual. Esto se debe a que la realización de una copia del material está contenida dentro del proceso de preservación. Pero como te he dicho, la conservación no es solo esa copia, si no que es un trabajo constante en el que se trata de mantener vivo el material, que sea accesible. También estaría mal usada la frase “esta película ha sido conservada”, que la vas a oir a menudo. El proceso de conservación no tiene un final, es una actividad constante e infinita, puesto que si queremos que un material sea accesible, habrá que mantenerlo en el ambiente adecuado, comprobar que puede ser proyectado, etc.


El Material Audiovisual está enmarcado dentro de: PATRIMONIO – CULTURAL – TANGIBLE – MUEBLE. Junto con las pinturas, las esculturas, los libros, la maquinaria… etc.

FECHAS IMPORTANTES EN LA CONSERVACIÓN FÍLMICA:

1933: se funda el primer archivo filmográfico, en Estocolmo, dedicado específicamente al material fílmico.

1938: se funda la FIAF en Paris, que pone en contacto a las filmotecas y archivos fílmicos que se habáin fundado en el mundo, para trabajar juntos por la preservación de este importante patrimonio.

1980: Primer reconocimiento internacional de la importancia de las imágenes en movimiento.

“Las imágenes en movimiento son una expresión de la personalidad de los pueblos y a causa de su valor artístico, científico, educativo e histórico, forman parte del patrimonio cultural de una nación”. Recomendación sobre la salvaguarda y la conservación de las imágenes en movimiento. Conferencia General de la UNESCO. Belgrado, 1980. (PDF)

27 de octubre: día internacional del Patrimonio Audiovisual. Aniversario de la publicación de las recomendaciones. Aprobado en 2005.


Bibliografía:

BORDE, Raymond.  Archivos Cinematográficos. Valencia : Filmoteca de la Generalitat Valenciana, 1991.

BOWSER, E and Kuiper, J. A Handbook for Film Archives(New York: Garland Publishing, 1991), 18–19.

EDMONDSON, Ray. Una Filosofía de los Archivos Audiovisuales. París: Unesco, 1998, 64 p.

National Film Preservation Foundation. The film preservation guide. The basics for archives, libraries, and museums. San Francisco, California. 2004.

KULA, Sam. La evaluación de las imágenes en movimiento de los archivos: un estudio del RAMP con directrices. París: Unesco, 1983, p. 5.

Danish Film Institute. Preserve then Show. 2002

UNESCO. Recomendación sobre la salvaguardia y la conservación de las imágenes en movimiento. Conferencia General en su 21a. reunión. Belgrado, 27 de octubre de 1980.

 

Encuesta para mejorar

Hola a todos,

estoy trabajando en mejorar el blog, y hacerlo más activo, y más adecuado para vosotros, que me leéis, y por eso, necesito vuestra opinión.

Así que, si podéis sacar 10 minutos para rellenar esta encuesta, os lo agradeceré muchísimo. Y si por otro lado, preferís contactar conmigo para darme vuestra opinión sobre el blog o cualquier tipo de sugerencias, no dudéis en hacerlo por email, (CSDEHESA@GMAIL.COM).

Aquí va el link de la encuesta:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScU6jIl3P_-lTOKzm3iWB0CKb7ujazA5zkg8gRE5uNiyrdApw/viewform

GRACIAS!!!